SALUDO DEL HERMANO MAYOR


Estimados congregantes,

Finalizado el proceso de elección al cargo de Hermano Mayor de nuestra querida Congregación, gracias a vuestro inestimable apoyo, a partir de este momento me corresponde la responsabilidad de encabezar nuestra querida Congregación del Santísimo Cristo de la Fe, Cristo de los Alabarderos y María Inmaculada Reina de los Ángeles.

Considero necesario dedicar unas breves líneas de presentación a todos aquellos congregantes que todavía no me conocen personalmente. A los que ya me conocen, estas notas servirán para constatar la confianza que han depositado en mí.

Nací en San Fernando de Cádiz el 17 de mayo de 1967, en el seno de una familia tradicional española. De mi padre, también oficial de Infantería de Marina, recibí en herencia mi vocación militar, que me llevó a ingresar en la Escuela Naval Militar en el año 1986.

De ambos mi padre y mi madre, recibí la educación y formación en la religión Católica. Por su marcado interés en profundizar mi educación religiosa además de la académica, recibí mi educación Primaria y Secundaria en el colegio La Salle de San Fernando, colegio regido por la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas fundada por San Juan Bautista de la Salle, donde maduré en la Fe.

De la familia de mi madre, toda ella estrechamente vinculada a la hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos del Santo Crucifijo de la Salud de Jerez de la Frontera, recibí mi vocación cofrade.

Actualmente estoy destinado como Jefe del Grupo de Logística en la Guardia Real, donde encontré a mi llegada en junio de 2015, ya constituida y funcionando la Congregación del Santísimo Cristo de la Fe, Cristo de los Alabarderos, de la que decidí formar parte activa como congregante, pues en ella se integraban perfectamente mis referidas vocaciones.

Para terminar, decirles que estoy casado, mi esposa se llama Ana, con la que he formado una numerosa familia cristiana de cuatro hijos, Ana, Carlos, Blanca y Álvaro.

Espero que esto haya servido para acercarme un poco más a todos los congregantes, a los que espero ver en la próxima misa de Hermandad de nuestra querida y venerada Congregación en la Iglesia Catedral Castrense.

Vuestro Hermano Mayor, y toda la Junta de Gobierno están a vuestra entera disposición.

Un afectuoso saludo cofrade,

José Carlos del Corral Lara