ESTACIÓN PENITENCIA 2017 ¡GRACIAS COFRADES!

Noticia

Hemos finalizado otro año más nuestra Estación de Penitencia de Viernes Santo; ha sido un periodo duro y de mucho trabajo, pero ha merecido la pena y tras la celebración de la Pascua de Resurrección del domingo en la Catedral Castrense, lo primero que queremos hacer desde la Junta de Gobierno, es dar las gracias a todos y cada uno de los congregantes que, de una forma u otra, han hecho posible que nuestro Titular haya vuelto a salir en procesión por las calles de Madrid con tal solemnidad. 

La cantidad de público que le acompañaba en su recorrido en un respetuoso silencio, así como la multitud de gente postrada en las calles de Madrid para verle pasar, así lo corroboró; muestra de su cariño, que sin duda demuestra que hemos cumplido con la finalidad principal de nuestra Congregación, que no es más que el culto público al Cristo Crucificado; es todo un honor contar con todos ustedes, que con su esfuerzo y sacrificio colaboran a que sigamos creciendo y cada año seamos más los que nos acerquemos con paso firme y seguro a Él.

Agradecemos particularmente la sufrida participación de anderos, nazarenos, damas de mantilla y a los caballeros de la capa, ya que cada uno de ellos demostró con su actitud y entrega, el cariño y devoción que profesan hacía Nuestro Titular, por supuesto a nuestros queridos Alabarderos y a nuestra Unidad de Música, que hacen sin duda de esta procesión algo único;  a los Seminaristas del Seminario Castrense Juan Pablo II;  como no, también, a todos los que participan en la célula de Seguridad/Orden, permitiendo que todo transcurra de una manera segura y sin faltar nada en todo el recorrido de la Procesión; nuestros amigos Cofrades de distintas Cofradías que año tras año nos acompañan con un cariño especial, entre otros,  Maria Virginia Correas y María Del Carmen Castiñeiras Ibáñez,  a su escultor Felipe Torres Villarejo y por supuesto, no nos podemos olvidar de nuestro Mayordomo Capataz,  Antonio Jose Calahorro Delgado y Nicomedes Sanchez, que trabajan día a día, los 365 días del año, para que nuestro Cristo de los Alabarderos luzca por las calles de Madrid.

También, desde la Junta, pedimos disculpas si alguien se sintió molesto por alguna circunstancia que hubiese podido ocurrir durante la Estación de Penitencia. Trataremos en años sucesivos de pulir aquellos aspectos que aún son susceptibles de mejora.

 
¡AL CIELO CON ÉL!

 


VOLVER